El conjunto de la Fórmula 1

Retomo un poco la actividad en el blog para hablar de ese conjunto de factores que nos hace vibrar cada 15 dias delante de la televisión, ordenador con Live Timing en medio. Hablo, por supuesto, del conjunto piloto-coche-equipo que dan vueltas y vueltas a un circuito.

Durante los últimos 3 años hemos vuelto a ver (Gracias a Dios) a Felipe Massa al volante de su Ferrari tras el horroroso accidente sufrido en Hungría 2009. No voy a defender sus resultados en estos 3 años, porque está claro que ha sido vapuleado por el mejor piloto de la F1 en estos momentos, y seguramente (cuando se retire podremos valorarlo mejor) uno de los mejores de la historia, que es Fernando Alonso. Quienes seguimos más de cerca a Felipe, por ser fans suyos o de Ferrari, como es mi caso, hemos visto los numerosos descalificativos, e incluso insultos, que se ha llevado Felipe durante estos últimos años. Hay incluso quién no le considera ni piloto de carreras, barbaridad donde las haya. Pero, ¿hasta qué punto es responsabilidad ‘solo’ del piloto brasileño?

Creo que no es difícil adivinar las principales carencias del F10 y el F150th Italia: La generación de temperatura en los neumáticos, especialmente en los delanteros. Quién conoce a Felipe sabe que, precisamente, ese también es su mayor problema. Le cuesta mucho tener el ‘feeling’ necesario en las ruedas delanteras para conducir explotando sus virtudes (Sí, Felipe también tiene virtudes). Es decir, el coche se parece en este caso demasiado al piloto, y en vez de ‘esconder sus vergüenzas’, las aumenta. Pero, ¿solo ha pasado estos años con Felipe y su Ferrari?

Pilotos como Jenson Button y Mark Webber, para mí situados en el mismo escalón de pilotos que Felipe, también lo han sufrido. Con Jenson no hay más que recordar la segunda mitad de temporada realizada en 2009, cuando su Brawn, aquejado de falta de evoluciones y de un problema crónico de generación de temperatura en las gomas, fue quedando en posiciones muy discretas mientras Barrichello era capaz de subir al podio, e incluso de ganar un par de carreras.

Incluso en este mismo 2012, donde empezó a un gran nivel con 2 podios en 3 carreras, y a partir de Bahrain tuvo una etapa desde Bahrain hasta Alemania de un punto por carrera de media. La misma etapa en la que Mclaren sufrió para evolucionar su monoplaza y el propio Jenson admitió no entender y no saber hacer funcionar los neumáticos, porque el coche tampoco le ayudaba a ello.
Con Mark Webber está pasando justo en esta época de la temporada, aunque con el problema contrario. Sobrecalienta las gomas de una manera excesiva. Y le lleva sucediendo toda su carrera. El RB8 de esta temporada trata muy bien las gomas, e incluso le cuesta a veces meterlas en temperatura, algo que en menor medida le ha afectado en calificación a Sebastian Vettel y que ha ayudado mucho a Webber, ganando carreras como Mónaco o Silverstone, circuitos que siempre se le han dado muy bien.

Sin embargo, el piloto australiano, desde esa última victoria en Silverstone, lleva una racha de 16 puntos en 5 carreras por los 65 de su compañero. Curiosamente, en todas ellas ha habido altas temperaturas y no ha sabido sacar el máximo del RB8. Curiosamente también le pasó durante todo 2011, que con un coche muy superior al resto (salvo quizás Mclaren en ciertas partes de la temporada) y que calentaba mucho los neumáticos, el piloto australiano ni se acercó a su compañero salvo momentos muy puntuales.

Quizás es una visión bastante simplista del asunto, ya que existen multitud de factores distintos en la Fórmula 1 de hoy en día que no tienen nada que ver con el piloto (Por eso nos gusta tanto este deporte, ¿no?). Quizás no es tan problema de Felipe sus resultados en los últimos años, sino del conjunto piloto-coche-equipo. ¿Y si Felipe o Jenson hubiesen corrido con el RB7, que solucionaría sus carencias? ¿Y si Webber hubiese cogido el F150th? ¿Estaría cerca de Fernando? ¿Lo habría hecho mejor Button que Massa con el F150th?

Lo que está claro es que ni Felipe, ni Jenson ni Webber tienen ese punto ‘especial’ que tienen los pilotos geniales para sobreponerse a un coche que potencie sus pocos defectos. Creo que Webber lo habría hecho bien con el F150th y creo que el F2012 de este año se le habría atragantado mucho. Como el F150th a Button.

Porque esa pizca de genialidad, de talento, de magia (si utilizo el término que tanto gusta en cierto canal de TV), es lo que distingue a los pilotos que acaban haciendo historia de los pilotos muy buenos. Pero eso no es un defecto de estos últimos, sino una enorme virtud de pilotos como Fernando Alonso, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel en esta época o también metería a ‘viejas glorias’ como Raikkonen o Schumacher en sus mejores momentos. ¿Quién será el próximo? A lo mejor ya está en la parrilla.

Espero que se me haya entendido lo que pretendía explicar en este simple post. Que Felipe no ha dado resultados es cierto. Por una combinación de bastantes malas actuaciones suyas, por supuesto, pero también con una tremenda mala suerte (Canada 11′, Brasil 10′, y hay varias así).  Pero de verdad que digo que dudo que otros pilotos pudieran hacer lo que se le lleva exigiendo a Felipe estos años. Disfrutemos de los pilotos en vez de menospreciarlos.

Un saludo.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: